¿Por qué adoptar un espejo unidireccional en su casa?

También denominado “espejo transparente”, es un cristal que funciona de modo tal que refleja la imagen de un lado y permite ver a través de él desde el otro. Es preciso que una habitación esté muy iluminada y la otra oscura.
Suele utilizarse en exteriores gracias a que la luz lumínica es más fuerte que la interior.

¿Cómo funciona un espejo unidireccional?

El vidrio contiene una película laminada para ventanas muy delgada. Esta lámina puede encontrarse sobre el cristal o dentro del mismo. La luz que pasa por ambos lados del vidrio se refleja en esta lámina metálica y, como resultado, la habitación más iluminada obtiene mayor reflejo que la otra.

De esta forma, cuanto más gruesa es la lámina y más iluminado está un sector, mayor será el efecto de espejo.

¿Cuáles son las ventajas de los espejos unidireccionales?

Existe variedad de usos de este tipo de cristales o espejos, ya que son muy útiles para investigaciones, estudios y pruebas. En el hogar cumple una función de protección de la privacidad.

Si se coloca una placa de espejo unidireccional en un ventanal o ventanas a la calle, durante el día se podrá evitar que las personas que pasen por allí vean lo que sucede en el interior. De noche se debe utilizar cortinas para evitar el efecto contrario.

¿Cuál es el precio de un espejo unidireccional?

Si bien se puede comprar el cristal especialmente acondicionado para esta función, también puede adaptarse uno común con láminas vinílicas transparentes de metal -comúnmente aluminio-.

El film de poliéster para colocar en ventanas cuesta al rededor de 9 euros, mientras que un vinilo protector de plata cuesta entre 20 y 25 euros, y un vinilo negro a partir de los 9 euros.

¿Cómo instalar una lámina de espejo unidireccional?

Lo primero que se debe hacer es limpiar y secar perfectamente el vidrio para evitar que cualquier pelusa o suciedad quede allí atrapada.

La lámina debe contar con 3 cm de extra de tamaño en cada borde. Luego, colocarla sobre el cristal y retirar la capa protectora con un poco de agua.

Rocía agua con un poco de jabón sobre el cristal y coloca la parte adhesiva de la lámina sobre la ventana, esto facilita la colocación.

Finalmente, elimina el agua entre la placa y el vidrio con la escobilla limpiacristales y recorta los sobrantes con cúter.

¿Cómo mantener un espejo unidireccional?

Debes mantener el cristal libre de polvo y suciedad con plumeros o paños secos.
Para limpiarlo puedes utilizar una solución de agua jabonosa y luego un poco de alcohol con papel de diario o un paño que no deje pelusas, para evitar dejar marcas.

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on telegram
Ir arriba